¡Regístrate!

Inscríbete en las ofertas que te interesen ¡Es Gratis! Registro Login

Las 3 preguntas que debes hacerte antes de elegir tus prácticas

13 / 04 / 2017

 

Muchos estudiantes nos cuentan que cuando empiezan a realizar entrevistas para vacantes de prácticas… ¡Sorpresa! ¡Hay más de una empresa interesada en su candidatura! Aunque pienses que esto no ocurriría ni en tus mejores sueños, créetelo, si tienes talento es probable que te salgan varios pretendientes…profesionales. Descubre las 3 preguntas que debes hacerte para elegir la mejor opción:

 

 

  1. ¿Supondría un reto para mí? Analiza si el proyecto es interesante o no. Unas prácticas que te aporten conocimiento y experiencia de verdad, y que te permita demostrar lo mejor de ti, puede ser algo muy motivador. Aunque tengas claro que es por un periodo determinado de tiempo, el factor “reto” debes valorarlo de forma positiva. Los retos nos estimulan, nos hacen salir de nuestra zona de confort y crecer a todos los niveles. Las ideas y proyectos retadores son la sal de la vida. Si es tu caso, atrévete y no te arrepentirás.
  2. ¿Puedo tener posibilidades de desarrollo y continuidad? Si las funciones que vas a realizar son algo básicas pero crees que puedes tener futuro en esa empresa, piénsatelo dos veces antes de decir que no. Los periodos de prácticas suelen ser de unos seis meses y ese tiempo pasa volando. Piensa que tras esa etapa se pueden abrir otras vías de trabajo en la organización con responsabilidades que se ajusten más a tus expectativas. Si se trata de una startup o un proyecto joven en expansión… ¡los becarios tienen muchas papeletas para hacer carrera
  3. ¿Aporta positivamente a mi cv? Tienes claro que no es el proyecto de tu vida y que la práctica tiene principio y fin pero se trata de una empresa muy reconocida en su sector. Teniendo claro eso desde el principio debes verlo como una oportunidad para saltar más adelante a otras empresas que valoren tu paso por esa compañía. Las empresas grandes y de larga trayectoria te pueden aportar mucho a nivel de procedimientos y profesionalidad. Sácale todo el jugo y utiliza esa experiencia para brillar en otros proyectos.

¿Y qué hay de la famosa “bolsa de estudios”? Como sabes, para las empresas no es obligatorio remunerar las prácticas aunque sí recomendable. Hazte un presupuesto previo para poder analizar si puedes permitirte realizar esas prácticas  o no. A veces empezar de becario en una empresa implica que no lo puedas compatibilizar con otro trabajo. Si crees que es el proyecto que estabas esperando, coméntalo con la empresa. ¡Todo se puede hablar si lo haces de la forma adecuada!

¿A qué esperas? Inicia la búsqueda de prácticas profesionales y ¡déjate querer!