¡Regístrate!

Inscríbete en las ofertas que te interesen ¡Es Gratis! Registro Login

Luces, cámara... ¡Acción! Cómo triunfar en una entrevista vía Skype

06 / 09 / 2016

Muchas empresas realizan una primera toma de contacto por Skype antes de citar a los estudiantes para evitar desplazamientos y pérdidas de tiempo. Lo que a priori puede parecer una prueba sencilla te puede ocasionar más de un contratiempo e incluso situaciones un tanto incómodas que seguro que preferirás haberte ahorrado. Lo normal es que una entrevista online estés más relajado y controles mejor los nervios que una entrevista presencial pero… ¡Ojo! Muy atento a los detalles y no olvides que estás en un proceso de selección y debes preparar la entrevista y practicarla.

Toma nota de estos consejos para que el entrevistador pueda centrarse en tu talento y no en aspectos secundarios que restarán credibilidad a tu candidatura:

  1. Aspectos técnicos. No hace falta trabajar en la N.A.S.A. para comprender cómo funciona la conexión de Skype pero hay algunos detalles que puedes pasar por alto y que te dejarán en evidencia delante del entrevistador: comprueba que tienes instalada la última versión de la plataforma que vayas a utilizar, que el micro funciona bien y la cámara no se cae cada dos por tres. Retrasar la entrevista por problemas técnicos que podías haber evitado o por desconocimiento de cómo funcionan las video llamadas no te va a beneficiar en el proceso de selección.
  2. Decorado. ¿Puedes realizar la entrevista desde tu habitación? En principio cualquier estancia puede ser adecuada vigilando que los elementos de fondo no desentonen con la situación.  Una cama sin hacer, desorden de libros o apuntes o tu armario abierto con toda la ropa hecha un desastre no es la mejor opción. Busca un fondo neutro, una pared blanca por ejemplo y evita que aparezcan objetos personales (esa foto con tu mejor amigo del último verano en aquel festival de música tan espectacular mejor la cambias de sitio…)
  3. Tu imagen. Estás en casa pero no te vistas de “estar por casa”, por favor. Nada de hacer la entrevista recién levantado con la primera camiseta vieja que has pillado en el armario. Vístete de forma profesional, como si fueras a la empresa personalmente. Prepara tu imagen igual que vas a preparar el contenido de la entrevista. La primera impresión, aunque sea online, ¡importa!
  4. La entrevista. Las videollamadas suelen ser frías, nada que ver con un encuentro personal. Intenta ser cercano para minimizar esa distancia entre tú y el entrevistador pero no te pases. Cuida la comunicación no verbal: controlando tus movimientos para no gesticular demasiado, modulando el tono de voz y esforzándote por sonreír  transmitiendo tranquilidad y confianza en ti mismo.
  5. Los espontáneos. Explícale a tu madre que no estás quedando con tus colegas para el fin de semana, que se trata de una entrevista de trabajo, y que por favor se abstenga de gritarte desde la otra punta de la casa para que te sientes a la mesa. El lugar debe ser tranquilo sin ruidos ajenos a la entrevista. Asegúrate de cerrar la puerta y que no haya espontáneos asomándose para curiosear.

Esta es sólo la primera prueba y tienes talento de sobra para superarla. ¡Ánimo con el resto del proceso!